Inicio / Ciencia / Riesgos cardiovasculares implícitos al padecer Diabetes

Riesgos cardiovasculares implícitos al padecer Diabetes

Las personas que padecen de diabetes tienen más probabilidad de contraer enfermedades cardiovasculares que otros que aún teniendo la misma edad que no tienen ese padecimiento.

Lo que se conoce como enfermedad cardiovascular involucra al sistema de vasos responsables de hacer circular la sangre y llevarla al corazón, cerebro, brazos y piernas lo cual puede conducir a ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

En los pacientes con diabetes los altos niveles de glucosa en la sangre favorecen el desarrollo de aterosclerosis, que es una enfermedad en la que la acumulación de grasas generan un daño en las arterias, dando como resultado que se estrechen y endurezcan. La aterosclerosis está considerada como la principal causa de enfermedad cardiovascular porque interfiere con el flujo sanguíneo.

Algunos ejemplos son:

  • Enfermedad de la arteria coronaria y ataques cardíacos
  • Enfermedad cerebrovascular y apoplejía
  • Enfermedad de arteria periférica y claudicación (esto es dolor al caminar)
  • Cardiomiopatía e insuficiencia cardíaca congestiva

De acuerdo con el National Diabetes Education Program de los Estados Unidos, el vínculo entre la diabetes y la enfermedad cardiovascular (ECV) es bastante significativo.

Para muestra, los siguientes datos:

  • Los adultos con diabetes tienen de dos a cuatro más probabilidades de tener ECV que personas sin diabetes.
  • Las personas de mediana edad con diabetes tipo 2 tienen el mismo riesgo de ataque cardíaco que las personas sin diabetes que ya han tenido un ataque cardíaco.
  • Los ataque cardíacos ocurren a una edad más temprana en personas con diabetes.
  • Las personas con diabetes son más susceptibles de morir de un ataque cardíaco.

Las personas con diabetes tipo 2, con frecuencia tienen un riesgo creciente de ECV por lo siguiente:

  • Sus plaquetas tienen una tendencia adicional a acumularse llevando a problemas de coagulación y flujo sanguíneo escaso.
  • Tienen índices más altos de presión arterial alta y obesidad.
  • Tienden a tener perfiles desfavorables de lípidos, particularmente incremento de LDL o colesterol “malo,” bajos niveles de HDL o colesterol “bueno,” y niveles incrementados de triglicéridos

Un dato no menor es que las personas con diabetes que fuman duplican su riesgo de ECV.

Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, el manejo de tres indicadores críticos es esencial para reducir el riesgo de ataques cardiacos y apoplejías en personas con diabetes:

  1. Glucosa en la sangre, la cual es medida con la prueba de hemoglobina glicosilada A1C. La meta recomendada para esta prueba es menos del 7%.
  2. Presión arterial, la cual debería ser menor que 130/80 mmHg
  3. LDL Colesterol, el cual debería ser menor que 100 mg/dL

¿Qué podemos hacer para disminuir el riesgo de Enfermedad Cardiovascular?

Las personas con diabetes podemos reducir el riesgo de ECV con cambios terapéuticos en el estilo de vida tales como: dejar de fumar, controlar el peso, ejercicio regular y consumir una dieta saludable que sea baja en grasa saturada y colesterol y baja en sodio. Sin duda que la terapia con medicamentos también está disponible para controlar algunos factores de riesgo para la ECV y prevenir o tratar las complicaciones de la diabetes.

Con el aumento de la incidencia de diabetes en el mundo y especialmente en nuestro país, es un tema que nos toca a todos. Por lo mismo es que debemos ser proactivos e involucrarnos en nuestro tratamiento, consultando y discutiéndolo con nuestro equipo de salud.

Debemos cambiar nuestro estilo de vida si no se condice con las metas que nos hemos trazado. Controlar permanentemente nuestra glucosa en sangre, nuestra presión arterial y chequeos de perfil lipídico.

Debemos educarnos, saber más, preocuparnos ahora para no ocuparnos de las consecuencias después.

Más información (en inglés): http://diabetes.niddk.nih.gov/dm/pubs/stroke/index.htm