Inicio / Farándula / Más Cambios en Televisa. Emilio Azcarraga deja la Presidencia de la Televisora

Más Cambios en Televisa. Emilio Azcarraga deja la Presidencia de la Televisora

Los cambios en Televisa parecen no tener fin. Inmersa en una crisis que hasta el momento sus dirigentes no han confirmado ni desmentido de manera oficial, la aún principal televisora de México pone fin a una etapa con la renuncia de Emilio Azcárraga Jean, quien hasta ayer se desempeñara como Director General.

El Heredero de “El Tigre” Emilio Azcárraga Milmo deja a la empresa en una de sus peores crisis económicas y de captación de audiencia, debido al auge que han mostrado los contenidos en internet, redes sociales, y principalmente, plataformas de video como Netflix, HBO Go y Claro Video.

Con este movimiento, el mando del consorcio quedará en manos de Alfonso de Angoitia y Bernardo Gómez, dos hombres de toda confianza de Azcárraga Jean y que se desempeñan como vicepresidentes de finanzas y del área de Noticias y Relaciones, respectivamente.

¿Qué ocurre en Televisa?

Diversos especialistas coinciden en que la caída de Televisa tiene su base en el movimiento de las preferencias de los televidentes, en especial con los jóvenes. Más interesados en buscar contenido atractivo y original, abandonaron a la televisión tradicional como su fuente de entretenimiento para migrar a medios electrónicos y con un mayor nivel de personalización.

Esta migración impactó directamente en las ventas publicitarias del consorcio televisivo. El beneficio que obtenían los anunciantes por aparecer en los horarios estelares comenzó a decaer, hasta el punto que la rentabilidad de la programación de televisa quedó en tela de juicio.

Con el objetivo de hacer frente al panorama adverso, Televisa anunció una reorganización de su estrategia de contenidos, la cual hasta la fecha no ha rendido los frutos que se esperaban. Cifras extraoficiales publicadas por medios como Proceso o La Jornada señalan que, como parte de las medidas para el ahorro de presupuesto, hubo un despido escalonado de personal que a habría afectado a cerca del 20% de la plantilla total.

En el ámbito de la política y las telecomunicaciones, algunos analistas comparan la renuncia de Emilio Azcárraga con una maniobra similar que realizó su padre en 1986, cuando también de manera inesperada dio a conocer su salida de la Televisora para dedicarse a otros proyectos.

El contexto de esta salida se habría dado durante un momento coyuntural que puso en duda la credibilidad de la televisora en aquel año, derivada de una supuesta cobertura parcial y sesgada de las elecciones a gobernador en Chihuahua, en las que triunfó el PRI bajo sospecha de fraude.

Ahora, en 2017, esta situación se compara con la baja credibilidad que vive la actual administración, encabezada por Enrique Peña Nieto, ligado al apoyo incondicional que, se dice, la Televisora de San Ángel le brindó durante su campaña y aún durante su administración. Una encuesta publicada en junio pasado por la casa consultora GEA-ISA arrojó que sólo el 19% de la ciudadanía aprueba la gestión del gobierno actual, mientras que el 74% lo desaprueba.

Sin importar las causas reales para la renuncia de Emilio Azcarraga, los efectos inmediatos ya se reflejaron. Las acciones de la empresa cayeron 5% en la MMV durante las primeras horas de hoy, por lo que el futuro de la televisora parece vivir un momento decisivo.