Inicio / Actualidad / México sigue sacudiéndose: esta vez fue en Tijuana y no fue un sismo

México sigue sacudiéndose: esta vez fue en Tijuana y no fue un sismo

La tierra se sigue sacudiendo en el territorio mexicano. Desde los terremotos ocurridos los pasados 7 y 19 de septiembre la tierra no ha dejado de moverse, y el pasado jueves se vivió un nuevo episodio.

Esta vez el norte del país  fue presa de un inexplicable feómeno. La mañana del jueves los habitantes de Tijuana sintieron cómo el suelo se estremeció por unos momentos. Las ventanas de algunos edificios crujieron, ante el asombro de algunos y el temor de muchos más.

Inclusive, hubo quienes afirman haber escuchado un leve zumbido mientras ocurría el fenómeno. De inmediato, las redes sociales se inundaron con testimonios y preguntas sobre el fugaz suceso. Varios se preguntaban si en verdad había ocurrido, mientras otros teorizaban sobre que lo pudo haber originado.

Y es que las dudas crecieron cuando las autoridades locales indicaron que no se había registrado actividad sísmica en la zona. Esta versión fue reforzada por el Servicio Geológico de Estados Unidos, que corroboró que el acontecimiento también se percibió en el poblado de Bridgeport, California.

¿Cuáles Fueron Las Causas?

Hasta el momento se desconoce qué pudo desencadenar el que ha sido calificado como “un extraño sismo”.

Funcionarios de Defensa de EEUU han declarado que el vuelo de aviones supersónicos pueden propiciar y expandir ruidos inusuales y vibraciones. No obstante, agregaron que esa mañana ninguna aeronave de esa categoría se encontraba en al aire, y que por lo general, ese tipo de pruebas no se realizan en horario matutino.

Otras versiones afirmaron que el fenómeno pudo deberse a una fuerte explosión, aunque también los cuerpos policiacos en ambos lados de la frontera confirmaron que tuvieron reportes de algún siniestro.

Por su parte, Antonio Rosquillas, investigador del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), explicó en redes sociales que el movimiento no puede ser definido como sismo, debido a la velocidad de propagación de presentó, más lenta de lo normal.

Agregó que los investigadores del instituto definieron el acontecimiento como “una perturbación atmosférica”, aunque no pudieron explicar con exactitud dónde se originó ni cuál fue su detonante.

México Ya Ha Tenido “Sismos Locales”

No es la primera vez que en México tienen lugar sismos demasiado focalizados.

El 25 de septiembre del año en curso un movimiento con intensidad de 2.5 grados en la escala de Ritcher tuvo su epicentro en la zona del Ajusco, en la Ciudad de México, y tan sólo 2 semanas antes -el 9 de septiembre- un hecho similar se presentó en la delegación Tlalpan de la misma demarcación. En ambos casos, la sacudida se sintió únicamente en las zonas aledañas y no significaron un peligro pala población.

En aquella ocasión, el gobierno capitalino apuntó que los micro-sismos en esta región son comunes, y se ha tenido noticia de ellos desde que se empezaron a hacer mediciones y monitoreo sismológico en el área.