Inicio / Curiosidades / ¿Qué característica tienen en común las personas que han llegado a los 100 años?

¿Qué característica tienen en común las personas que han llegado a los 100 años?

Tal vez pienses que llegar a una edad avanzada, sin que la vida te cobre la factura, es una obra que conlleva años de una conducta y hábitos saludables, pero no siempre es así. Esto según investigadores de la Universidaad de California en San Diego y de la Universidad de Roma, quienes analizaron a 19 italianos de entre 90 y 101 años, una región mundialmente conocida por la longevidad de sus habitantes.

Los resultados fueron asombrosos, pues los adultos mayores tenían como principal característica el ser dominantes y testarudos y no solo eso, también tenían una gran capacidad de resiliencia (reponerse positivamente a los eventos adversos de la vida) y adaptación ante los cambios.

Los investigadores señalan que todos los sujetos de estudio, “pasaron por depresiones, migraciones y perdieron a sus seres queridos”, pese a ello indican, tuvieron que aceptar los cambios que la vida les tenia preparados, aceptarlo y seguir luchando por lo que estaba en sus manos.

Así, los nonagenarios italianos concuerdan en que: “los cambios traen vida y te dan la oportunidad de crecer”. Apuntaron se debe tener la mirada positiva, una fuerte ética de trabajo y vínculos estrechos con la familia, la religión y el campo”.

Una característica del grupo analizado es que un gran porcentaje de ellos, sigue siendo activo, hace trabajos desde casa y aún labra la tierra. Por ello los investigadores concluyeron que una manera de llegar a una edad tan avanzada es el “tener un propósito en la vida”.

La juventud se lleva en la mente.

Otro punto de análisis importante en el estudio, consistió en comprobar la salud de los adultos mayores a 90 años y sus familiares de entre 51 y 75 años. Si bien la salud física de los más jóvenes era mejor, la salud mental de los nonagenarios presentaba muchísimo más bienestar que sus predecesores, esto involucraba una alta confianza en ellos mismos y la toma de decisiones de una manera mas inteligente.

Una de las confesiones que más sorprendió a los científicos fue la afirmación de uno de los ancianos, quien aseguró no saber lo que es el estrés: “La vida es lo que es, y hay que hacerle frente siempre”.

“Vimos que cuestiones como la felicidad o la satisfacción con la vida aumentaron, mientras los niveles de estrés y depresión se redujeron. Es lo opuesto a lo que uno esperaría con la edad, pero esto demuestra que al envejecer no todo es miseria y desolación”, explicó el director del estudio.

Este estudio ayudará a la ciencia a comprender mejor el proceso del envejecimiento, así como, a buscar alternativas para mitigar o evitar los problemas de salud relacionados con la edad.